LAS NECESIDADES DE LOS BEBES

BEBE

SOBRE LAS NECESIDADES DE LOS BEBÉS
Durante los nueve meses que permanecen los bebés en el vientre materno, éstos irán experimentando una serie de necesidades que serán satisfechas de inmediato. Además de una forma eficiente, ya que el lugar en el que se encuentran es propicio para ello. Así mismo, se les trasmitirá una serie de sensaciones reconfortantes, tales como: movimientos, temperatura, sonidos, contacto, etc.
192_m
Tanto las necesidades como las sensaciones vivenciadas antes de nacer, marcarán un patrón que guiará sus futuras peticiones y reclamos a lo largo de su desarrollo.
Tras el nacimiento, el bebé abandona el lugar que durante tanto tiempo ha sido su sitio para pasar a otro desconocido, el cual provoca incertidumbre e inseguridad.
En los primeros momentos del crecimiento, los bebés necesitarán cubrir ciertas necesidades que anteriormente no tenía que reclamar. Entre las necesidades básicas más importantes podemos encontrar: alimentación, sueño, higiene, comunicación, sensaciones placenteras, seguridad, afecto…sin estar éstas ordenadas por importancia, ya que todas ellas lo son. La forma en las que éstas sean respondidas, influirá en el tipo de apego que desarrollarán.

A pesar de que son necesidades básicas, no todos los bebés las demandan con la misma intensidad, aunque no por ello debamos dejar de atenderlas.
Los reclamos suelen hacerlos mediante el llanto, y éste suele ser de diferente intensidad o duración, en función de lo que estén pidiendo. Por este motivo, es importante que pongamos especial atención a ellos, y los observemos para poder atender a sus demandas de una forma adecuada.
Durante el embarazo se van desarrollando poco a poco los sentidos, a través de los que van adquiriendo sensaciones. Uno de los primeros en desarrollarse es el sentido del tacto, a través del cual llegará gran información del medio y les ayudará a desarrollarse física y emocionalmente. Por este motivo, los bebés buscan en numerosas ocasiones el contacto con las personas cercanas a él, ya que es el primer instrumento de estimulación y la fuente principal para establecer vínculos afectivos y de equilibrio emocional.
A pesar de la gran importancia del contacto físico con los bebés para su desarrollo integral, reiterando lo dicho anteriormente, es necesario distinguir

cuando verdaderamente están solicitando dicha contacto y no otra necesidad. Debemos evitar utilizarlo como refuerzo negativo, ya que estaremos privando esta vinculación del bebé con el adulto de su valor real.
Autora: María del Mar Verdugo, profesora del aula 0 a 1 años en “Con-Sentidos”

Category: Product #: Regular price:$ (Sale ends ) Available from: Condition: Good ! Order now!
Compartir: